Dolencias comunes que provocan las malas postura en el trabajo

Durante la jornada laboral pasamos muchas horas sentados sin apenas movernos. Esto puede provocar problemas en las articulaciones, huesos y músculos los cuales se agravan el día a día si no se cuida la postura con mobiliario y espacios de trabajo adecuados que cuiden de nuestra salud.

Estas son algunas de las dolencias que pueden afectar a la columna:

Cifosis: Es una deformación curva que afecta a la columna vertebral de personas que trabajan por tiempos prolongados en sillas que no cuentan con la ergonomía necesaria. Los síntomas van desde la fatiga, la sensibilidad y en casos muy graves dolores en el pecho.

Tortícolis: Se produce cuando los nervios cervicales se inflaman y es una de las afecciones más frecuentes tras adoptar posturas inadecuadas e impedir que los músculos del cuello se relajen.

Dorsalgia: Es común en personas que trabajan durante muchas horas sentados frente a sus mesas en sillas no ergonómicas. A menudo se confunde con un dolor de espalda común que se extiende a los costados o el pecho.

Cervicalgia:. Cuando la postura es incorrecta y forzada durante largos periodos de tiempo es común que se sienta dolor en la parte posterior del cuello. Sus síntomas son dolor de cabeza, mareos, hormigueo, falta de movilidad

Epicondilitis: Es una lesión de codo común en personas que realizan movimientos repetitivos de muñeca como pueda ser el uso constante del ratón y el teclado. Los tendones que unen los músculos del antebrazo y de la mano se inflaman provocando molestias desde la mano al codo.

Para prevenir estas dolencias es que los empleados cuenten con materiales y mobiliario ergonómico que cuide de su salud y fomente la productividad. En Cador generamos soluciones que optimizan el rendimiento de los profesionales, para ello, el mobiliario debe estar al servicio de la organización, adaptarse a sus necesidades, estrategias y planteamientos inmediatos y no a la inversa.

Los comentarios están cerrados.